COMUNICACIÓN, CRISIS Y REPUTACIÓN

La Comunicación es considerada en la actualidad como una herramienta fundamental en la gestión de cualquier crisis empresarial o institucional. No sólo para salvaguardar la reputación de la marca y por tanto de la organización, sino también para favorecer la resiliencia y adaptarse al nuevo escenario post-crisis. Es oportuno recordarlo cuando estamos en el epicentro de la mayor crisis sanitaria del último siglo, seguida de una crisis económica muy profunda que obligará a todas las empresas y organizaciones a replantearse sus planes estratégicos.

Asistiremos a una crisis de demanda provocada por la recesión económica y por el hundimiento de mercados y sectores estratégicos, el petróleo entre los primeros, el turismo entre los segundos, por citar sólo dos ejemplos. La crisis va acompañada de fenómenos inéditos como el cierre de fronteras, la paralización del transporte aéreo y el cuestionamiento de la globalización de las últimas décadas. Pocas empresas podrán evitar la revisión de sus proyectos e incluso de sus procedimientos internos.

La Comunicación organizacional será necesaria en todas las fases de dicho proceso. De una parte, promocionando la identidad de la empresa, no siempre conocida por el público, que deberá ir asociada a conceptos de calidad y relevancia. Cuyos atributos principales deberán estar sintonizados con los valores emergentes: sostenibilidad, biosalud, innovación, etc., para posicionarse en un mercado más competitivo, del que desaparecerán muchos de los actores actuales, pero donde aparecerán nuevas empresas muy competitivas.

Por otra parte, será necesario gestionar con mayor intensidad la reputación, lo que supone ir un paso más allá de la imagen de marca, proyectando identidad, consolidando la confianza de clientes y consumidores en los valores que la definen.

La recuperación económica implicará procesos que afectan profundamente al mundo empresarial: será lenta, irá acompañada de cambios legislativos y de regulaciones, habrá dificultades financieras, probablemente mayor presión fiscal. Pero también, como en cualquier crisis profunda, será una oportunidad para revisar los planes estratégicos de cada empresa y adaptarlos a las nuevas condiciones del mercado, perfilando el target, revisando el portfolio de productos, mejorando los procesos internos de gestión. Y gestionando la Comunicación de cada proceso.

Este blog pretende ser un lugar de encuentro alrededor de los problemas de comunicación para la mejor gestión de ese proceso, acogiendo opiniones cualificadas y experiencias de distintos ámbitos. Formando parte del catálogo de recursos que QUALIA pone a disposición de sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *